¿SONRÍO O SITIRIO?

Compartir en redes sociales:

Es el Sistema de Transporte Integrado de Rionegro, planeado y proyectado para la movilidad sostenible del municipio Rionegro, bajo la restructuración del transporte público de pasajeros.

Con la integración propuesta, el sistema proyecta movilizar 15.811 pasajeros, conformado por 2 rutas principales “Troncales” y 15 rutas alimentadoras y 4 directas, con un aumento del 260% en movilización de usuarios y una disminución del 45% en trazados.

Los vehículos que operarán serán los mismos buses con los que cuentan los transportadores, solo tendrán el distintivo de Sitirio; estos vehículos contarán con un lector de la tarjeta Somos Rionegro permitiendo el acceso al Sistema de Transporte Integrado, tarjeta que será recargable en varios puntos principales en el municipio.

Lastimosamente este es un proyecto que posiblemente cuenta con muchas impresiones y falta de planeación, dado que ya van siete intentos en arrancar y aún no ha podido; los transportadores que hacen parte de este sistema están obligados a instalar unos aparatos tecnológicos para que haya una transmisión de información y esta sea manejada estadísticamente y a partir de ahí se empiece a manejar lo que es el recaudo.

Hay que tener en cuenta que, Sonrío o Sitirio no es solamente el área de los buses, ya que es el nombre de todo el sistema de transporte que incluye los subsistemas, como las bicicletas y lo que sería el tren ligero, es así como lo dice Carlos Osorno, Veedor de este proyecto.

Entendiendo, que el tren ligero afecta todo el esquema, dado que existe un apartado que dice “una vez en funcionamiento el tren ligero las rutas troncales podrán ser retiradas del servicio”; entonces ¿quién les va a responder a los transportadores?, ¿dónde están las garantías?

Actualmente, se puede decir que aún no se tienen estipuladas ni las rutas ni las tarifas de este sistema, ya que, “las rutas que hoy están establecidas, son rutas que están en beneficio hacia el proyecto del tren ligero, no son rutas que nacieron de las necesidades de los usuarios” afirma, Carlos Osorno, Veedor de este proyecto.

Debemos comprender que cuando se va a empezar un sistema como este, el tema de las rutas, no es un tema que se forma desde un escritorio, esto se construye a partir de las necesidades de la comunidad, es así como nos preguntamos ¿basados en qué necesidad están proponiendo las rutas que proponen?

Las rutas se empezaron a mirar en las mesas de transportadores que tuvieron antes de que se cambiara el nombre a Sitirio “se realizaron dos o tres rutas y en el campo se les dijo, estas rutas no sirven” dice, Carlos Osorno, Veedor de este proyecto.

En este proyecto, desde la administración pasada hubo promesas muy ambiciosas, de un mejor salario y unas mejores condiciones para los transportadores, pero poco a poco se han ido retractando de ellas, lo mismo que ocurrió con la tarifa de los 1.700 pesos.

Por otra parte, es preciso decir que los compromisos adquiridos en el cabildo abierto no se están cumpliendo, ¿qué está pasando?,¿no se están respetando estos espacios?

Compartir en redes sociales: