LAS PCH EN EL TERRITORIO:

Compartir en redes sociales:

El Oriente Antioqueño, es un territorio rico en aguas, característica que lo hace atractivo por los ojos de todos los inversionistas para instalar Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH), es por eso que actualmente hay muchas solicitudes de licenciamiento ambiental en la autoridad ambiental de Cornare y la preocupación está latente en las comunidades que hacen parte de los municipios que tienen más posibilidades de que estos proyectos se realicen allí.

Las PCH son pequeñas generadoras de energía exentas de trasferir a los territorios con ocasión de sus ventas brutas, “son todas aquellas pequeñas plantas con capacidad instalada inferior a 10 megavatios de potencia que debido a la ley 99 del año 1993 quedaron exentas de transferir esos recursos” afirma Yeison Valderrama, director de La Provincia de Aguas, Bosques y Turismo.

La ley 99 establece una compensación en recursos, con ocasión de las ventas brutas de energías de todas la hidroeléctricas del país con capacidad superior a 10 megavatios.

Yeison Valderrama, asegura que “esas pequeñas PCH hoy generan unas pequeñas tensiones sociales porque quizás hace 30 o 40 años cuando llegaba la noticia a los pueblos de que iba a construirse una hidroeléctrica la gente pensaba y decía quizá lo siguiente, que bueno va a llegar trabajito, hoy 20, 30 años después nuestros mismos campesinos son los principales opositores de estas PCH, nuestros jóvenes, nuestra comunidad en general, porque sienten y han visto cómo se afecta el medio ambiente”.

“Nadie quisiera estar hoy en la ropa de Cornare, ya que debe de tomar unas decisiones objetivas y no siempre esas decisiones objetivas la gente las va a respaldar, hoy niegan una licencia y la gente va a decir que bueno, pero  el día que cumpla con todos los requisitos tendrán que dar la licencia y la gente entonces va a generar un rechazo a Cornare, no entendiendo que no es un asunto en el que Cornare tome posición, ellos deben hacer un estudio minucioso de la licencia considerando todos los impactos ambientales y si cumple o no cumple es una decisión de la autoridad ambiental” afirma, Yeison Valderrama.

Por otra parte, cuando los municipios participan en la formulación de este tipo de proyectos quizás la tensión política disminuye, pero no la tensión social, ya que actualmente hay más conciencia ambiental en todo el país, hay mayor sensibilidad hacia la fauna, la flora, el agua, no solamente por parte de las  nuevas generaciones, sino también de las generaciones mayores que han visto todos los efectos pasar por el territorio, todo el conflicto social que esto genera y ya hay un rechazo generalizado frente a cualquier forma de explotación hidroeléctrica. “El territorio debería pensar en otro tipo de energías renovables, limpias y no con el tema del agua” dice Yeison Valderrama.

Debido a esta situación, el director de la provincia de Aguas, Bosques y Turismo propuso una iniciativa parlamentaria que permita desestimular el hecho de varios empresarios de acceder a un negocio en el cual tienen el apoyo del Estado.

Compartir en redes sociales: